Para el venezolano se volvió común el considerable incremento de precios que experimenta mes a mes. Los economistas advirtieron que este año tendría un peor desempeño macroeconómico que el pasado, y la profecía se está cumpliendo. El equipo económico del presidente Nicolás Maduro rompe récords y conserva los más altos índices inflacionarios de la historia de Venezuela.

No hay que esperar hasta final de año para percibir el impacto. Este junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor tuvo una variación de 22,3 por ciento, afirmaron fuentes del Banco Central de Venezuela al diario El Nacional. Esta es la peor cifra mensual registrada por el ente emisor. El país pasa entonces a acumular una inflación anualizada de 487,6 por ciento, cerrando el primer semestre de 2016 con un alza de 176,2 por ciento.

La de junio sobrepasó la cifra de 21,8 por ciento de mayo y se trata de un número mayor al que registró Irán al cierre de 2015, cuando se posicionó en el tercer lugar de las más altas inflaciones anuales, con un índice de 17,2 por ciento. Una lista que además encabezó Venezuela por tercer año consecutivo a finales de 2015.

Seguir leyendo en: La Verdad

Comments

comments