Estamos en la Venezuela de una masacre más… o menos o peor ¿A quién le importa?

Desconozco la tranquilidad con la que estoy escribiendo esta columna, me hubiera reconocido enfurecida, indignada, clamando por justicia… y eso sí, clamo por justicia… que será tardía, lo que me ocasiona más desesperanza aprendida… ¿enredado? Me explico:

En Ayotzinapa, pueblo chiapaneco, en México 43 maestros normalistas fueron detenidos, y desaparecidos… por deseo de la esposa del alcalde narcotraficante, hija de otro narcotraficante, porque los jóvenes fueron a abuchearla en un discurso, ella chilló a su esposo cual reina de Corazones “¡Que les corten la cabeza!… más o menos como hizo la infanta María con su padre por Arráiz… y su esposo, el mexicano alcalde, dio la orden a la policía y los desaparecieron. Ambos están presos. Y los normalistas… no sabemos.

Hasta acá la información oficial, por vía extraoficial se supo que la policía que trabaja para el cartel de “los caballeros templarios”, los secuestraron, asesinaron, descuartizaron y metieron en ácido –método azteca infalible,- para que no quedara de ellos ningún pedacito.

Esa desaparición le ha dado la vuelta al mundo, hasta el Papa Francisco se ha ocupado del horror, ha habido detenciones, delaciones, asesinatos, declaraciones del gobernador, del presidente mexicano y ha producido toneladas de periódicos, de tinta, de opiniones, titulares escritos, y hablados All over the world.

Resulta que sin que tenga casi ninguna repercusión mediática internacional, está de moda en Venezuela organizar matanzas, sólo en el sur del Estado Bolívar van 27 de estos circos de la muerte, que funcionan así:

-Escoger una actividad delictual productiva, léase secuestros, atracos, pagos de vacuna, tráfico de drogas, acoso a ganaderos, productores agrícolas, comerciantes o industriales… y ahora también el bachaqueo o tráfico de alimentos de primera necesidad subsidiados por el gobierno y vendido por los revendedores hasta 1.000% más caros.

-Escoger el sitio geográfico, -donde se ha acordado con el Gobierno que no entra la policía y si entra les disparan, les queman las unidades, les lanzan granadas de mano, y los matan,- tal como fue negociado por el hampa con el entonces vice ministro José Vicente Rangel Ávalos, del Ministerio de Interior, Justicia y Paz, dentro del Programa “zonas de paz” que él gerenció, o ganárselo a plomo contra la banda que allí actúe, para que el triunfador sea quien mande a partir de ese momento. ¿Y por qué no someterlos con una matanza tipo Ayotzinapa?

-El Pran, es el jefe máximo, hasta que la muerte lo saque del juego. Las primeras “zonas de paz” se instalaron en el estado Miranda, en cuatro municipios de Barlovento y seis en los Valles del Tuy, donde se han encontrado fosas comunes con por lo menos 20 hombres jóvenes muertos, descuartizados.

Para la fecha hay Zonas de Paz en los estados Miranda, -donde circulan videos de las matanzas, y las sierras descuartizando a los rivales,- Zulia, Táchira, sur de Aragua, Guárico y Gran Caracas, en El Cementerio y la Cota 905.

-Debido a este gobierno, estas ZdP, han provocado el fenómeno de las familias desplazadas, como donde operaban y operan las FARC y el ELN en Colombia. En Venezuela, el pranato ha obligado a familias que vienen de ser damnificadas, a entregarles el apartamento que el Gobierno a través de la GMVV les había otorgado en comodato con todos sus enseres, para que se instalen los integrantes de las bandas.

-En sus predios, que son en la práctica territorios liberados como el Caguán, en Colombia, entregado a las FARC, construyen zulos o caletas “la nevera”, donde ocultan a delincuentes fugados o solicitados por la policía, toneladas de droga, automóviles robados que posteriormente negociarán, paquetes de millones de bolívares, dólares, euros, joyas robadas, el parque o arsenal de la banda. Como los túneles por donde se escapaba el Chapo Guzmán. Allí como las ratas… se ocultan y permanecen a buen resguardo, sobre todo cuando una conveniente llamada, desde el Ministerio de Interior les avisa que esta noche les viene una OLP…

-OLP es una neo razzia, donde efectivos militares trabajan en conjunto para dar la impresión de que combaten a las bandas pero… se llevan presos a los vecinos, matan a muchachos que no tienen que ver con los delincuentes y muy pocas veces hacen preso o dan de baja a un jefe.

-¿Quiénes son los Pranes? Un Pran es un líder negativo, un hombre muy joven, infante cuando Chávez y su revolución llegaron al poder, lo que llaman “el hombre nuevo, hecho en revolución”, algunos provienen del grupo de escoltas de altos jefes del gobierno, otros de las fuerzas armadas, pero generalmente poseen amplio prontuario policial, o liberados de la prisión por obra de la “operación cayapa”, del Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

-Ejemplos de pranes que mandaban en el Estado, doblegando la voluntad del Gobernador o trabajando con él o bajo sus órdenes tenemos (a) El Willmito que mandaba en el Estado Bolívar, con la anuencia del Gobernador eterno, Francisco Rangel Gómez, (a) El Niño de Aragua, quien gobernaba y manda en el Estado Aragua, jefe del “Tren de Aragua”, (a) El Conejo quien pasó 12 largos años gobernando en el Estado Nueva Esparta, desde el presidio de San Antonio hasta su muerte, (a) El Juvenal José Tovar, (a) El Picure que son rivales en el control del Estado Guárico y la vía a Oriente, (a) El Chino Pedraza, en los alrededores de la Cota 905, el jefe es Carlos Revete, (a) Coki. En Zulia está la banda de Edwin Soto, (a) el Mocho, también llamada Tren del Norte, en Miranda, están gobernando las bandas de (a) los Capracio y (a) Wilfredo.

-Cada Pran tiene tropa o ejército integrado hombres y mujeres, sus compañeros de presidio, sus amantes, sus familiares más cercanos, que se integran en dos o tres anillos de seguridad en manos de leales colaboradores, los “luceros”… pero como las FAC y el ELN, se han denunciado casos de reclutamiento forzoso de hijos varones adolescentes, para integrarlos a las bandas, obligados.

-En la Venezuela del “proceso chavista”, la banda delincuencial, el Pranato se apertrecha con armas y municiones de última generación, compradas por el Gobierno para uso exclusivo de las FAN por su gran poder letal, proveniente de Cavim, sí la Compañía Anónima de Industrias Militares, dependiente del Ministerio de la Defensa, proveniente de los parques o depósitos de armas de los cuarteles, destacamentos, comandos, batallones militares, la mismísima Casa Militar que custodia al Presidente de Venezuela, o cuarteles policiales, a través de la venta pura y dura por parte de soldados y/oficiales, custodios de las cárceles dependientes del ministerio que les da la libertad.

-Por ejemplo, en este reporte de inteligencia se manifiesta un modus operandi en eso de hacerse del arsenal:

-PARACAIDISTA CON UN KALASHNIKOV, modelo AK103 La información extraída de un parte militar revela que:

-“Se recibió llamada telefónica de parte del teniente coronel (Av.) Geovanny González, comandante del batallón 421, “José Leonardo Chirinos”, de la 42 BRINFP, con asiento en Maracay, estado Aragua; informando que los soldados Jonathan Escalona Abreu, titular de la cédula de identidad V.-22.545.407; y, Wilber Emilio Solórzano González, titular de la cédula de identidad V.-25.704.100; sustrajeron de manera ilícita dos (02) armas de fuego tipo fusil, marca Kalashnikov, modelo AK103, calibre 7.62x59mm, seriales 061634350, 061635133, las cuales no hicieron entrega en el parque de armas, desconociendo más datos al respecto”.

-Tremenda paradoja: los militares y policías se roban las armas y se las venden a los pranes, serán las mismas armas con las que luego los delincuentes los asesinarán a ellos, sin compasión, pagando tarifas en bolívares o dólares, según el grado militar o la jerarquía de los uniformados (los llaman las brujas) a quienes eliminan con maldad inenarrable, violación, tortura y profanación de cadáveres, por medio. Una de las tareas de los integrantes de estas bandas, que conllevan prestigio y crecimiento en la estructura es asesinar policías y militares uniformados, armados, o de civil y desarmados.

-Instalado el Pran con su propia organización que puede ser de 200 integrantes, citan a los vecinos y les informan con megáfonos, en medio de una fiesta colectiva, que “aquí manda papá Montero”, como dice la nueva trova cubana, desde ese mismo momento, ellos son la ley, pues toman el rol de la policía, ejerciendo su autoridad, controlando la seguridad ciudadana.

-Además el pranato se constituye en recaudadores de impuesto, (vacuna) la extorsión para evitar secuestro, robo de autos, atracos, homicidios, so pena de muerte.

-De la misma forma se convierten en administradores de justicia, son los jueces, y desde que la comunidad se somete mansamente, el pranato se instala y controla vidas y haciendas, en los predios que constituyen su encomienda, donde el Estado venezolano está ausente convenientemente para que sus “encomenderos”, los pranes gobiernen y actúen en las actividades que les apetezcan con TOTAL IMPUNIDAD.

-Un ejemplo, en plena Caracas, en la Cota 905, los de la banda de (a) El Coki hacen “rondas nocturnas en camionetas y vehículos de lujo para llevar a cabo secuestros exprés y robar otros automóviles. Posteriormente se negocia el pago de rescates con los propietarios y víctimas…”

-Este fenómeno del pranato proviene de las cárceles, donde el Estado venezolano, convenientemente, abandonó su rol de control y manejo de la población penal, los servicios, instalaciones, traslados, custodia, alimentación, disciplina. En su ausencia florecieron, crecieron y se instalaron los pranes. ¡Alguien debía y tenía que llenar ese vacío y ejercer ese control!

-Ahora se han consolidado y expandido fuera de las instalaciones penales, gracias a las acciones del Estado venezolano, una de ellas las “Zonas de paz”, ZdP, que como política de Estado, desde el Ministerio de Interior y Justicia fueron creadas en setiembre de 2013 por el “Movimiento por la Paz y la Vida”, dependiente del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, cuando el jefe era el viceministro José Vicente Rangel Ávalos, quien juraba y así lo dijo en videos, hablando con los delincuentes, los “buenandros”, los “muchachos”, o sea el hampa brava, que la revolución obraría el milagro de la “pacificación de bandas delictivas”,

-Aunque usted no lo crea, Rangel iba, a las guaridas de las bandas, los abordaba, conversaba con ellos, se tomaba videos, y les proponía un pacto de no agresión entre grupos, por supuesto con el respeto de los territorios controlados por cada grupo.

-A cambio de la palabra de los hampones aceptando, el gobierno les entregó dinero, millones de bolívares y materiales de construcción a las bandas.

-Acto seguido, las bandas entregaron de sus armas. ¿Ingenuidad o perversa conducta para tener control por lealtad? La quimera o la finta o justificación para el gran público, era lograr el milagro de convertir a los delincuentes en ciudadanos productivos, que se dedicaban a la agricultura, a la industria y el comercio, y abracadabra, reinsertarlos como ciudadanos ejemplares a sus comunidades, “zonas de paz” ganándose la vida con la agricultura, carpintería y reparación de infraestructura (canchas, aceras, viviendas).

-Como era de esperarse, el hampa los recibió, los escuchó, dio la impresión de aceptar las propuestas y los reales, entregaron armas viejas y con los millones se compraron un arsenal mucho más potente y mucho más sofisticado (entre ellos explosivos, granadas, At-4, lanzallamas) … ¡De contarlo y no creerlo!

-Estas bandas planifican masacres, detienen a sus rivales los torturan, los asesinan, con machetes y con motosierras los descuartizan, meten los restos en bolsas para deshacerse de ellos con más comodidad y rapidez, los entierran en fosas comunes… métodos de las FARC y el ELN, así como los paramilitares colombianos.

-Como para hacer este relato más escalofriante, además hay una nueva moda, graban con sus teléfonos celulares toda la faena, no cubren su identidad, no disimulan, en un espectáculo de Gran Guiñol, muestran todo, se escuchan los alaridos de las víctimas y las órdenes de los perpetradores, su ensañamiento, las burlas, las profanaciones de los cadáveres.

-Además se hacen videos, algunos editados exhibiendo su armamento, a sus hijos bebés armados, a sus madres, esposas portando las potentes armas, drogados, con un desprecio digno de mejores fines. La revolución, el verbo presidencial los empoderó, los ubicó y para ellos no se trata de delincuencia, sino de su trabajo. ¡Y cómo se lo gozan!

-También es práctica habitual colgar las hazañas en el facebook, anunciar las acciones, exhibir el armamento, con total desfachatez, sin miedo a la autoridad.

-Como escuché a dos ex policías que me confesaron que cada quien ya había matado a un par de delincuentes:

-“¿La profesión más corta en Venezuela? El crimen y el hampa… en poquitos años de “gloria” se les atraviesan unos “menores” sicarios con el “encargo” de quitarlos del medio y sentados en una escalera, libándose una birra y ¡pun, pun! les dan bollo y quedan con un mosquero en la boca, se mueren tiroteados y carajitos… unos no llegan ni a los 26 años. Agregamos que de los aproximadamente 300 mil jóvenes muertos en esta “revolución”, los últimos 17 años, por lo menos 200 mil son esos “hijos e hijas de Chávez y Bolívar”.

La Cabronería oficial

Acto seguido a la masacre de Tumeremo, los supuestos 28 mineros ilegales, porque la cifra no se conoce oficialmente, el gobernador del estado Bolívar, el alcahuete del Wilmito, Francisco Rangel Gómez, y el alto pana de (a) El Gordo Bayón, desmintió al diputado MUD Bolívar, Américo De Grazia, quien denunció la masacre de los 28 trabajadores en Tumeremo, Municipio Sifontes.

Rangel dijo:

-“Es totalmente falsa la información de los 28 mineros descuartizados en Tumeremo. Allí investigó la policía, hubo un enfrentamiento y ningún hallazgo”.

Mientras tanto Nicolás Maduro, jefe de este tinglado que se hacen los suecos con las actividades hamponiles a través de la impunidad y del apoyo que hemos narrado ut supra, atinó a decir que se trataba de asuntos de paramilitares:

-“Las informaciones preliminares que me ha trasmitido el Defensor del Pueblo es que se ha tomado testimonio de un grupo de mineros denunciantes sobre una posible matanza en una guerra de bandas de estas zonas mineras. Y, en este momento todos los organismos de seguridad están protegiendo a los denunciantes, a las posibles familias de víctimas, y vamos a investigar hasta las últimas consecuencias, hasta la última verdad este crimen, si se ha cometido, y lo vamos a castigar y develar a la opinión pública”.

Pero, casi simultáneamente fue público, gracias al diputado Américo De Grazia…

un acto aterrorizante, más que criminal por parte de los fiscales del caso, a ver si podemos entenderlo:

-“Los fiscales designados para investigar la desaparición y presunta masacre de 28 mineros en Tumeremo, estado Bolívar intentaron entregar a los efectivos de la Guardia Nacional a los dos sobrevivientes y testigos del hecho”, denunció De Grazia y agregó:

-“No pudieron hacerlo porque los familiares lo impidieron. El pueblo tuvo que alzarse y defenderlos después de haber dado las declaraciones, porque la GN se los quería llevar presos. El gobernador debe proteger a los familiares de esas víctimas; eso es lo que hace un gobierno serio y responsable; es lo que pide el pueblo de Tumeremo”.

De Grazia refirió que J. J. Coello, padre de uno de los mineros desaparecidos, se comprometió con los fiscales a llevarle los testigos, con la condición de que no los delataran, que los protegieran.

-“No habían terminado de declarar, cuando efectivos de la GNB llegaron a buscarlos, pero los familiares indignados, casi queman la sede de la Fiscalía”.

Y como si fuera poco, la moda de los videos llegó a Tumeremo:

-“Ya hay vídeos de la masacre; sé que ningún canal de televisión va a querer mostrarlos porque son inmostrables; fueron mostrados esta mañana al presidente de la Asamblea. Esto es algo jamás visto en la población de Venezuela, y el gobierno tiene que dar explicación de cómo ese tipo de prácticas ocurren”.

Previamente, De Grazia explicó:

-“Lo ocurrido en Bolívar es un enfrentamiento por apoderarse del control de las minas. Toda persona que entra a una mina sin el consentimiento puede ser objeto de crimen y asesinato, si sospechan que tú estás trabajando para otro grupo y no estás dispuesto a cumplir las normas, lamentablemente esa termina siendo la situación y esa es la filosofía de la perversidad del régimen que ha controlado todo ese tema”.

-“Estas masacres son recurrentes. Lo que sí es una novedad hoy es que este masacre tiene rostro, que son las madres, padres, hermanos, primos y sobrinos sobrevivientes que fueron quienes recogieron los cadáveres y vieron dónde y cuándo los mataron; son primos y hermanos de los difuntos”, finalizó De Grazia.

Algunos datos sobre el pranato en el estado Bolívar, comenzando por (a) “El Topo”:

-Se llama, Hendry Norberto Bonalde, (a) “El Topo”, es el líder de una de las cuatro bandas que controlan los yacimientos y las minas ubicadas al sur del estado Bolívar. Este sujeto era el tercer delincuente más buscado en Guayana, pues tiene dos registros policiales, uno por el homicidio de un expolicía de la PEB (expediente K-130368 00632, del 11 de julio de 2013) y el otro por el aprovechamiento ilícito de cosas provenientes del delito (expediente I-504550, del 6 de noviembre de 2010).

-En mayo de 2015 (a) “El Topo” fue arrestado por policías de Bolívar, en la plaza La Cuka de El Dorado, en el municipio Sifontes, Bolívar. Junto a él cayeron Brayam Manuel Rivas Mosqueta, (a) “El Brayam”, y Franyer Ramón Rivero Duarte, (a) “El Coco”. Bonalde tenía cuatro solicitudes, tres por robo de vehículo y una por lesiones.

-La banda de (a) “El Topo” es proveniente del sector Los Próceres de Ciudad Bolívar. Desde que este grupo migró hacia el sur de dicho estado, hace 6 años, se ha enfrentado con otras organizaciones delictivas.

-La Población de El Callao, es liderada por (a) “El Chingo”; mientras que la zona de Guasipati era dirigida por el hoy occiso (a) “Gordo Bayón”; Tumeremo como sabemos es comandada por (a)”El Topo”; y El Dorado por (a) “El Negro Fabio” y por (a) “El Juancho” y (a) “El Morocho”. Tras la muerte de (a) “Gordo Bayón”, su territorio ahora es controlado por (a) “El Juancho” y (a) “El Morocho”.

Y como para finalizar con la “guinda sobre el banana split”, vaya esta nota del Correo del Caroní:

-“No hubo pronunciamiento del Ejecutivo nacional, ni del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) luego del asesinato de Yorman Pedro Márquez Rodríguez, (a) “El Gordo Bayón”. El silencio del gobernador Francisco Rangel Gómez -a quien se le ha vinculado frecuentemente- no calló las voces de muchos ciudadanos que no temieron señalar directamente a la máxima autoridad del estado Bolívar, con “El Gordo Bayón”.

A través de la red social Twitter fueron incontables las entradas que realizaban críticas por los nexos entre el poder ejecutivo y grupos de bandas armadas.

Oswaldo Alfonso R. (@oalfonzor) afirmó: “¡Coño mataron al Gordo Bayón! Me imagino que @rangelgomez decretará 3 días de duelo”.

Justicia “desigual”

El Gordo Bayón fue aprehendido por el asesinato de tres sujetos, y el 1 agosto de 2012 le fue dictada una medida cautelar con presentaciones periódicas y prohibición de salida del estado Bolívar, sin embargo, al día siguiente violó dicho acuerdo judicial.

Los usuarios de la red social no dejaron escapar el detalle, pues Yorman Márquez no solo estaba libre, sino fuera del estado Bolívar, en el Palacio de Miraflores, en Caracas, reunido por dos semanas y tomando decisiones de Estado, sobre los contratos colectivos de las acerías de la CVG, aunque no formaba parte de esas factorías. Nadie sabe por qué, ni quién, ni cómo le dieron tanta protección, tanto privilegio, tanta vara alta en el gobierno regional de Bolívar y Nacional.

Así estamos viviendo en Venezuela, este es parte del legado del comandante eterno, Hugo Chávez Frías, cuyos ojos se ciernen sobre los pranatos, las masacres, los abusos, la impunidad, la vida breve y no la de Falla, por cierto…

(Visitado 308 veces, 1 visitas hoy)

Comments

comments

Redacción #RicardoLoDice

Redacción #RicardoLoDice

Sala de redacción de RicardoLoDice.com. Noticias nacionales e internacionales.

También te podría gustar...